Display-me: el proceso como generador de identidad

Pensar en la colonización implica pensar en un concepto histórico ligado a lo territorial, una acción realizada por un grupo determinado de personas que se guía por intereses políticos, culturales, económicos o sociales, y que encierra hechos y procesos sujetos a cambios que exceden lo material.

Ocupar un lugar supone establecer otro tipo de relaciones  tanto entre los que ejecutan dicha acción como con la correspondencia  que se establece con el espacio, un entorno que adquiere una nueva subjetividad, es decir,  un nuevo código social de aquellos que lo domestican.971 proyector

Dentro del proyecto expositivo Display-me  se imbrican una serie de actividades- workshops entendidos como algo más que sucesos puntuales y complementarios, una especie  de  espina dorsal que  sustenta todos los planteamientos conceptuales y fagocita las reflexiones críticas.  Los cauces necesarios para guiar nuestras inquietudes dentro de este proyecto: un laboratorio experimental de proyección expositiva  más que un espacio de narrativas cerradas.

Con #YouAreWelcome el pasado 8 de noviembre comenzamos con la primera de las actividades,  el punto de arranque para  experimentar  lo más parecido a una invasión consciente del espacio que, en este caso, pretende convertirse en un lugar pre-expositivo.

20161108_194822

Ángel Masip ha sido el primero de los artistas encargado de continuar con estas actividades, en “La colonización de un espacio. Un proceso generador de identidad” había que  explorar el espacio expositivo y sus desarrollos desde otra perspectiva, para lo que nos planteaba una serie de preguntas ligadas a la identidad de un lugar, a la posibilidad de construir un espacio doméstico y a la modificación de su discurso. Cuestiones que buscarían respuestas a través de las acciones de los participantes y que, lejos de pretender soluciones o finales cerrados,  dejarían una vía abierta a futuras reinterpretaciones como ejemplo de la permeabilidad de los procesos y la construcción progresiva de los mensajes.

Casi a modo de metáfora que nos sobrepasa se comenzó por un final, imágenes de destrucción poética de la película Zabriskie Point (M. Antonioni, 1970) daban la bienvenida a esa descontextualización desde la que partíamos, una concepción de patrimonio desestructurado que nos sirvió para comenzar a  lanzar preguntas a los asistentes acerca de la dimensión del proyecto y de las múltiples posibilidades que se podrían plantear en cuanto modificaciones en el mismo.

taller-final_bis

Unos modos de acercamiento y de contacto que utilizaríamos para comenzar a trabajar de forma práctica siguiendo las coordenadas fijadas por el artista. Unas pautas dirigidas que le servirían como guía a la hora de llevar a cabo la explotación de los recursos materiales y conceptuales de la exposición en vías de desarrollo.

El visitante, en este caso el asistente al taller, acabaría siendo parte activa de los procesos en el desarrollo de contenidos mediante una serie de indicaciones en formato de ficha. Cada participante recibe entonces unas pautas concretas de actuación que están sujetas a parámetros relacionados con el desarrollo de la muestra, con la experiencia cognoscitiva o con acciones contingentes diversas y se le da la libertad de optar por seguir las instrucciones o improvisar en su interpretación. Es así como llegamos a diversas dinámicas que interfieren en la propia experiencia del que experimenta y de su comportamiento frente a lo expuesto.

cartelasgel_bis

Domesticar un entorno y seleccionar los elementos de control en el mismo son procesos de planificación que aportan una dimensión novedosa en lo que se refiere a la posesión de un lugar, un territorio que deja de ser salvaje o ajeno para sus nuevos habitantes y que exige una reformulación del ordenamiento del espacio al que estamos acostumbrados.

Cada elemento, cada pauta, cada movimiento y  texto se convertirían en una pieza del engranaje que, dentro de una sucesión de acciones dirigidas, buscarían diseccionar el espacio y transitar por el mismo de una forma diferente, más consciente y transformadora.

Acciones  que se retroalimentan y que al final de la actividad, nos han permitido apreciar una nueva estructura del conjunto que ha quedado plasmada en documentos audiovisuales diversos, un material con el que seguir trabajando acerca de la autenticidad de los espacios en un continuo registro de los  diálogos sucedidos en ellos. La oportunidad para seguir ensayando métodos de mediación dentro del espacio cultural domesticado.

 0002

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: