THIS IS NOT RUIN PORN

No sé qué tiene el abandono que nos vuelve locos…bueno, sí. Las ruinas siempre han despertado algo especial, ser voyeur-explorador a tiempo parcial entrando en lo que en otro tiempo fue habitado y sobre todo, en preguntarnos el porqué de aquello que fue y dejó de serlo.
Sentimientos encontrados que se superponen en su sentido más amplio y aquí me refiero al de sentirse miembro de una sociedad que construye y ahora, más bien invade de forma desmesurada con sus ladrillos  o a nivel de nostalgia personal, sobre nuestras reflexiones en torno a la identidad perdida de los espacios.
No puedo negar sentirme enormemente atraída por estos paisajes de cierta belleza melancólica, de ahí que leyendo el artículo de Clara Laguna sobre estos reinos abandonados, me decidiera a escribir sobre ellos.
Ya sea a través de construcciones de envergadura mastodóntica, equiparables sólo a la egolatría de quienes los proyectaban, buen ejemplo son los centros comerciales retratados por Seph Lawless  o a través de rutas enteras como las gasolineras de la ruta 66 retratadas por Iñaki Bergera,  hasta llegar a la siempre atrayente Detroit.

Seph Lawless. Black FridayFotografía Seph Lawless dentro de la serie Black Friday: Rolling Acres Mall, Ohio.

Iñaki BergeraFotografía Iñaki Bergera: Ragsdale Road, Desert Center, California

Reflejo de contradicciones económicas y habitacionales que no se sustentaron,  interesante el documental  De(s)troit  en el que nos sorprende al mostrar también su otra cara, la del renacer urbano y social que lucha desde hace ya algún tiempo sin renegar de su identidad.
El Proyecto Heidelberg  da buena cuenta de ello, a través de un alegre camuflaje vía peluches, discos y otros elementos cotidianos se busca enmascarar el olvido. Un lavar la cara a fachadas y barrios (y el alma de sus gentes) a través de proyectos artísticos que se niegan a ver y a que veamos todo de un color gris asfalto.
Juegos lumínicos y espaciales como los que realiza Xavier Nuez  en sus trabajos donde conversa con esos lugares de la ciudad maldita y nocturna, colores que aplica y así uno no sabe muy bien a ciencia cierta qué es lo que está viendo. Teatralización que me hizo recordar los trabajos de David Latorre donde, por medio de sus intervenciones (antigua cárcel de Huesca) el Arte era capaz de cambiar significados.

Xavier NuezFotografía Xavier Nuez serie Alleys and Ruins

David LatorreFotografía de David Latorre, Rueda de reconocimiento nocturna

Interesante mención a Oscar Carrasco y su análisis de un sistema que devora lo que crea, de un sin sentido del desuso (Carabanchel). O el Berlín más oculto de la mano del fotógrafo español Ignacio Linares y su Abandoned Berlin que os recomiendo que sigáis.

Russian Gym. Ignacio LinaresFotogfrafía de Ignacio Linares, Russian Gym

Piano room. Ignacio LinaresFotografía de Ignacio Linares, Piano room.

El punto romántico, si se quiere ver así, lo puso este año la exposición Ruin Lust  con la que la Tate Britain hacía un recorrido amplio (pasando por Turner, Constable, Arnatt) de cómo la herencia ruinosa del hombre ha cautivado a arquitectos, pintores, artistas y viajeros como ejemplo de un apocalipsis reciente y recurrente.
Destacables los trabajos de Tacita Dean  en su investigación en torno a la ruina de la imagen y las esculturas de Rachel Whiteread.

Rachel WhitereadRachel Whiteread. Untitled (Stairs).

Con objetos que en ocasiones intentan contarnos algo dentro de estos espacios, haciendo hablar al abandono y a lo vacío; como aquellos trabajos  de Antía Moure y sus sillas de reflexiones filosóficas o ahora, con la exposición BALANCE de Kaufman y Maselli en espacio Brut vía PAC   que, como bien comenta su comisario Óscar García García: Tensiones estructurales, que en silencio de la soledad, caminan por la cuerda floja en un entorno arquitectónico de abandono invadido por esculturas de reutilización, color y esperanza.

Trabajos que invitan a reflexionar y sirven de análisis contemporáneo hacia una memoria histórica necesaria para, de este modo, desbancar ese temido término de Ruin Porn como retrato de la ruina porque sí y vacía de contenido. Estudio pues del comportamiento humano, plasmado a través de la actividad constructiva para que, la desolación pueda convertirse, por medio del Arte, en un medio de potencial reconstrucción (moralmente hablando).

Diana Guijarro

estrella1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: